Monthly Archive for enero, 2011

Una de cine

Entre los propósitos de año nuevo, esos que si acabar el PFC, qeu si volver al gimnasio, que si ir a cobrar las deudas, etc, se me puso el ver algo más de cine. En los últimos años me he llenado de series, pero cine he visto muy poco. Mi intención es llegar a, al menos, 52 películas a fin de año, una por semana, centrándome en cine clásico y a ser posible en VO excepto idiomas ininteligibles (ruso, francés…). Algunas serán revisiones en VO, otras revisiones de películas qeu vi hacía 10 años y qeu por entonces uno no fue capaz de comprender, otras, serán películas qeu siempre he querido ver.

Aquí van las primeras 5:

1. Sideways (Entre Copas). (2006) Alexander Payne

Una comedieta fresca sobre ese momento decisivo en la vida, entre elegir uno u otro camino, o no elegir nada. De vino no entiendo mucho, pero parece que el maniático protagonista hizo que descendiera el consumo de Pinot Noir en favor del Merlot cerca de un 2% al poco de estrenarse. Si es que la gente no tiene personalidad y hacen lo que les dicen…

2. The Shining (El resplandor). (1980) Stanley Kubrck
Recuerdo haber leido el libro, pero no recuerdo que la historia fuese la misma. Muchos cambios. Un final totalmente diferente. No tan angustiosa ahora como pudo serlo en su día. Me dejó algo frío al final, sobre todo visto que ya los Simpsons nos lo han contado infinidad de veces.

3. Солярис (Solaris). (1972) Андрей Арсеньевич Тарковский (Andrei Tarkovsky).

Tenía ganas de verla y no me decepcionó, aun a pesar de ser en versión original con subtítulos en inglés, por lo que en vez de 2h20, he tardado como 3 horas, al tener a veces qeu dar marcha atrás alguna escena. Es lenta, muy lenta, masticable como un chicle Boomer.

4.Reservoir Dogs. (1992) Quentin Tarantino

Será que primera vez que la vi ya habían pasados bastantes años desde su estreno y cambiado mucho el mundo, o por mi pasado de películas gore, porque por mucho qeu se diga, la escena de la tortura no me impresiona más allá del cómo se retrata la psicopatía de Mr Blonde, su falta de humanidad. La forma de no contar la historia, sino la intrahistoria la hace apetecible, pero no más allá de ello. Definitivamente, el gore, la sangre, el miedo, el terror, lo tenemos tan incrustado en el cerebelo que lo que hace 20 años era transgresor, ahora ya es mainstream.

5.Dr. Strangelove or: How I Learned to Stop Worrying and Love the Bomb (¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú). (1963) Stanley Kubrick

Hace tanto que la vi por primera vez, que ni siquiera la entendí. Una crítica muy bien llevada a todas las carreras USA-CCCP de la guerra fría, aunque centrándose en la armamentística y con trazos sobre la “pureza”, el estilo de vida, etc. Tengo la sensación de que en España no se sabe que es uan comedia, hay quien cree que es una de acción o un drama, cuando es todo lo contrario.

Me impresiona el hecho, no de que Peter Sellers haga 3 papeles, sino mucho más de lo tan bien hechos que están y tan distintos sean. Del científico alemán no me di cuenta hasta casi el final, todo sea dicho. El oficial británico parece lo más fácil y el presidente, joder, transmite seriedad y parece que es Scott el graciosete del grupo. Gran momento en que Scott (General Turgidson) se pone a tirar de la cuerda, lo buenos que son nuestros mecánicos, lo bien hecho qeu está el avión que ha resistido el ataque, lo grandes que son nuestros chicos, lo buen piloto que es, como de aferrados a las órdenes que son los soldados, y como van a llevar a cabo su misión con diligencia, destruyendo el objetivo y … no digo más por si alguien no la ha visto.

Por otro lado, la música, una variación de la irlandesa Johnny I Hardly Knew Ye, y no del When Johnny Comes Marching Home, como dicen los norteamericanos hace un conjunto fascinante con las tomas de las maquetas de los B52.

Ha dejado frases para la posteridad, como We must not allow a mineshaft gap! o Gentlemen, you can’t fight in here! This is the War Room

Por cierto, en ésta película hay varios detalles relativos tanto a transmisión radio como a codificación bastante interesantes, aunqeu eso lo dejaremos para otro día.

Un sueño