He vuelto al gimnasio

Después de unos 6 ó 7 años sin pisar uno.

Entro, con mi mochila, mi toalla, oteo el panorama (las máquinas, no las chicas, malpensad@), me pongo el iPod y me subo a la bicicleta estática. Le doy al play y suena esto.

Hala, la primera en la frente. Esperemos qeu no sea uan premonición.

3 Responses to “He vuelto al gimnasio”


  • Mozilla Firefox 3.0 Mac OS X 10

    Me has decepcionao, ahora serás un gallito de gimnasio que se emboba con los culos de licra de mujeres que nunca podrá alcanzar.

    Yo fui hace unos 5/6 años, estuve 2 meses pagandolo, y fui 5 veces en total. No he vuelto, a pesar de que decía que iría a diario y tal 😛

  • Mozilla Firefox 2.0.0.17 Windows XP

    xDD. Pues yo nunca he estado en un gimnasio, como mucho natación, karate y futbol, no más ejercicio ;P

  • Mozilla Firefox 3.0.3 Mac OS X 10

    @Vedia

    Pues no se que decirte. El 90% de las chicas qeu van al gimnasio a la hora qeu yo voy, fueron compañeras mías del instituto y/o novias de compañeros míos. Así que mejor no quedarme embobao que me sueltan dos tortazos sin planteárselo.

    PS: Hikkikomori!!

    @hebep

    A decir verdad, por mi estado físico si que he hecho bastante ejercicio (nótese la implicación lógica que va en un sólo sentido), y hata puedo pavonearme de haber subido al podio en 3 deportes y categorías diferentes: tenis (un tercer puesto en campeonato de Ibiza alevín. En el campeonato final perdí en octavos de final o cosa así), ya cuando llegué a Málaga, me puse a jugar a baloncesto (campeón y tercer clasificado de la Copa Diputación infantil, subcampeón de la Copa Diputación cadete, donde hasta había una jugada especialmente para mí al principio de cada mitad :oops ) y balonmano (subcampeón de la Copa Diputación cadete, me largué por desaveniencias con la entrenadora de baloncesto y me pasé al balonmano).

    Ya, en el colmo de los colmos de la vigorexia qeu no funcionaba, mientras entrenaba a balonmano 3 días por semana, iba al gimnasio 6 y los viernes además jugaba una pachanga de basket, con lo que llegaba a acumular algún viernes desde las 4 de la tarde hasta las 9:30 de la noche haciendo deporte sin apenas parar.

    Luego llegó la universidad y claro, sin tiempo ni nada.

Leave a Reply