Mis inquietudes (I)

28/08/05 1:17 GMT+2 36º 39′ N 4º 33′ W

Leía el otro día a Valdis, hace tiempo a Cristina y ayer a los primeros que comentaron este blog hablar de lugares del Sur de la Tierra, y me dí cuenta de lo poco que sabemos del hemisferio sur aqui en el norte, verdad? Si no fuese por Latinoamérica, la cual tenemos todos los días en las noticias (aunque sólo en deporte y política) y porque de vez en cuando (a veces, muy, pero muy de vez en cuando) nos acordamos de África, el Hemisferio Sur podría terminar de convertirse en agua y apenas nos daríamos cuenta.

Pero aparte de estos sitios, ¿qué puede usted decirme de Oceanía? que diríase en un concurso de Misses. Pues siendo sinceros, de estos no nos acordamos nunca. Sabemos que existen, que están ahí, si hay un mundial o unos Juegos Olímpicos siempre hay un australiano o una australiana ganando una medalla. Son nuestras “antípodas” y aunque no sepamos lo qeu eso significa, lo decimos y nos quedamos tan panchos. Pues salgo del armario y lo reconozco. No me importaría haber nacido en Sydney, Melbourne o Auckland, o irme allí a trabajar allí como ingeniero. No sólo por poder ver paisajes como el inmenso interior australiano, o ver los lugares donde se filmaron las películas de Lord of the Rings (una de mis fascinaciones, aunqeu la historia de como conocí a Tolkien se merece un post a parte), o las bellísimas playas de los mares del sur. Gente cosmopolita, comprometida con el medio ambiente, con el deporte, un crisol de culturas, respetuosos consigo mismos y con el resto. Bellos paisajes intactos de contaminación de cualquier tipo, … Lo mismito que aquí en España, vamos.

Y además tienen el rugby. Aquél lector/a avispado/a ya habrá visto que el blog está salpicado por imágenes, links y comentarios de baloncesto. Y es cierto, es el deporte que más me gusta, pero el rugby, es diferente. Me encanta ese deporte donde después de chocarse, agarrarse, empujarse, tirarse al suelo, correr en busca de un balón en forma de huevo durante 80 minutos y acabar con los huesos molidos, los jugadores de los dos equipos se van a un pub a beber cerveza, a charlar como si fueran amigos de toda la vida y a servir copas a los aficionados que se pasen por el pub. Un deporte diferente, clásico, fuera de los grandes círculos comerciales en los qeu se mueven el resto de deportes, donde el sentimiento histórico-romántico está a flor de piel. Donde todavía Eire juega unida, donde se hacen giras cada cierto tiempo por otros países, y donde los jugadores más bravos se juntan (Barbarians) para jugar contra el equipo que esté de gira. Y no sólo eso, sino los cánticos tradicionales que impregnan el ambiente, los himnos oficiosos, bellísimos algunos que ponen la piel de gallina cuando se escucha a 50000 espectadores cantándo el Ireland Call en Lansdowne Road, el God Save the Queen en Twickenham, el Land of my fathers en el Millenium Stadiud de Cardiff o el Morfa Stadium de Swansea. Y si nos vamos al sur tenemos el Waltzing Mathilda en el Telstra Stadium o la haka maorí en Dunedin.

Y ¿a que viene todo esto? Bueno, no es sólo contar que me gusta el rugby, sino también darme a conocer, mis gustos, mis opiniones, poco a poco y de forma algo velada, ya qeu los exámenes de septiembre se acercan y poco tiempo hay, y es mucho más facil escribir así que pensar una profunda reflexión.

28/08/05 2:53 GMT+2 36º 39′ N 4º 33′ W

PS: En caso de quedarme en Europa no tendría problema alguno en irme a los paises nórdicos. La verdad, que sea de día o de noche me importa bien poco.

6 Responses to “Mis inquietudes (I)”


  • A mí tampoco me importaría irme a trabajar al hemisferio sur, siempre que fuese al primer mundo de dicho hemisferio (Australia y Nueva Zelanda, principalmente, o algún país iberoamericano). El mayor problema, si pensamos en Australia y Nueva Zelanda, es la dificultad de viajar a Europa. No es tanto la barbaridad de horas de viaje, como el desmesurado precio de los billetes (puede salir perfectamente por 3.000 € un billete de ida y vuelta). Eso supondría que prácticamente, uno dejaría de ver a la familia y los amigos de aquí, y lo que es peor, que no podríamos seguir al Unicaja, ya que el Canal Málaga no llega allí, como usted bien imaginará :p

    Escandinavia es otra zona que me encanta. De hecho, en cuanto pueda, tenía pensado hablar en el blog de mis viajes a Noruega. Lo de la falta de luz puede parecer una nimiedad, pero afecta bastante al estado de ánimo. No en vano Suecia es el país del mundo con mayor índice de suicidios, y el alcoholismo es un problema serio en Finlandia. Supongo que usted, como buen friki, recordará el capítulo de Doctor en Alaska en el que Walt el trampero se pone un gorro con luz que le produce euforia y una actividad frenética.

    Y sobre el rugby, ¿qué puedo decirle que usted no sepa y que ya hayamos hablado? No recuerdo a ninguna selección jugar al rugby con la elegancia y la brillantez con la que lo hacía la Francia del rugby champagne: Pierre Berbizier, Phillipe Sella, Serge Blanco, Guy Camberabero, etc. Ganar en Twickenham y bailar a los ingleses jugando a la mano, es una experiencia orgásmica. Los jugadores que más me gustaron siempre, junto a los ya mencionados, fueron el australiano John Kirwan el caballo, el escocés Gavin Hastings, el célebre Jonah Lomu, y el galés Jonathan Davies.

    Saludos.

  • Pues yo, de irme a otro lado, no tendría duda, lo haría a Cuba. Allí con un buen puro (de fumar) en la boca y con un 286, un ventilador asmático y una secretaria culona, haría las delicias de mis conciudadanos tecleando soluciones para los problemas cotidianos con dos dedos, a ritmo lento Malibú, mientras las aspas de mi amigo me traen vagos recuerdos de lo que es el frío y arreo cachetazos a la parte de atrás de esa mulata enorme que es mi secretaria.

    A mí me encantaría viajar, nenes, pero a donde sea, que yo de Riogordo apenas he salido.

    A unas malas, también me iría a Ibiza con paqeute, que seguro que nos lo pasamos en grande, ¿o no? Valdis seguro que nos llevaría por las mejores discotecas de la isla 😀

    Me estoy pensando en abrir una cosilla de esas y contar mis chorradillas :D.

    Nos vemos.

  • La verdad es que el rugby no me atraía mucho, hasta qeu os estuve leyendo aquellos interminables e interesantes post de Eskimo, errado, usted y varios más, y empecé a interesante y me pareció muy atractivo.

    Tanto que si no hubiera sido por casualidades familiares, me habria ido más de una vez con Eskimo y errado a un bar Irlandes para verlo como Alá manda.

    Cuando fui a Amsterdam con la Demencia estuve en un bar irlandes de fanaticos del Rugby…..que buen rollito allí con los fans cantando y bebiendose sus pintas a porrillo xD

  • A lo Fredy Kruegger (pero sin filitear que aqui no hay quotes).

    No temo el irme lejos, muy lejos. Mi familia es quasi nómada. Si exceptuamos el pueblo (Huéscar), no hay sitio donde haya más de una rama de la familia (5 personas a lo sumo). Estamos todos muy lejos de todos, y siendo sincero, puedo pasarme un año entero o incluso dos (de fin de año a fin de año) sin ver a alguien (bastantes) de la familia. Mantengo más contacto por mail y sms que en persona con mis primos. Esto, unido a que en 14 años de vida pasé por 5 casas, 6 mudanzas y 4 sitios diferentes (Ibiza, Torrejón, Málaga y ahora Alhaurín) siempre he dicho que irme a trabajar fuera de Málaga no sería problemático ni traumático. No va en los genes, pero casi. Sobre el coste del viaje, no es tanto. Acabo de mirar y KLM oferta ida y vuelta a Sydney por unos 1300€. Está claro que haciendo como en las películas “Deme un billete para el primer vuelo qeu salga”, será más caro (y como pasa en Cryptonomicon (libro qeu por cierto se merece qeu hable de él), será encima un vuelo de business class. Lo jodío va a ser el basket, sí. Lo mismo si junto un molde de calceta de mi madre y una patata…. mmm, creo qeu puede salir un bonito PFC… lol

    Lo de los paises escandinavos. Todo es acostumbrarse. Es posible que la falta o exceso de luz afecte muy fuertemente a las personas. No sé como me afectaría a mí. Aún así, espero que en caso de ir, vuelva siendo igual y con los pies por debajo y no por delante. No llegué a ver Dr en Alaska, lo echaban demasiado tarde (como toda aquella serie qeu sea buena y esté en La2) y no habia descubierto mi lado salvaje del noctambulismo.

    Abel, ábrete (con perdón) un blog. No veas lo bien qeu viene ¿o lo mismo no?. Y vete a Cuba, cuéntales la historia de Ms-Dos y serás el amo. Eso sí, llévate a Politron para que baile por allí y les instale linux y no ese invento capitalista de Windows etc etc

    Sobre el rugby, como he dicho, me encanta. No lo veo tanto como quisiera (está en D+ y no gasto de eso), pero intento descargarme lo que puedo y antes iba a un pub irlandés qeu había aquí, pero qeu hace cosa de año y medio cerró. El rugby Champagne es bellísimo, pero a mi me gusta Eire, que le vamos a hacer. O’Driscoll es impresionante. Y en históricos, los galeses de los 70, como no. Por cierto Gavin HAstings fue quien consiguió el penalty kick más largo , no? desde unos 60 metros y en el último minuto de partido?

    Bueno, qeu me largo a dormir. A ver si mañana actualizo.

  • Bueno, aunque dije un billete, contaba con el importe correspondiente a mi novia, que ya son muchos años y no es plan de dejarla tirada para escaparme a Australia a por tabaco.

    Yo más que a la familia, echaría de menos a los amigos. Que sí, que se puede hablar por messenger, a través de webcam o por Skype, pero no es lo mismo, la verdad.

    Apoyo también la moción para que Abel abra un blog. Y para que pase de Riogordo en el siguiente viaje. Aprovechad ahora y viajad, que luego las obligaciones laborales, la hipoteca, los niños y un montón de cosas más, te lo impedirán.

    De acuerdo en que O’Driscoll es muy bueno, pero uno tiene sus filias y están más al sur. Efectivamente, Gavin Hastings fue el autor de la patada que comentas. Es un auténtico mito en Escocia y en el mundo del rugby. Ahora se habla mucho de Johnny Wilkinson, y reconozco que es un gran pateador, pero Hastings era un fuera de serie.

    Saludos.

  • Saludos desde los Estados Unidos. Me parece interesante el que quiera Usted irse a Oceania ya que a mi me gustaria mucho vivir en Europa. El viejo mundo tiene tanta historia que quiza no se heche de menos hasta que uno vive en un pais immaduro y ciego acerce de historia (siendo originalmente mexicano, aqui extrano el no tener edificios o cultura que tenga mas the tres o cuatrocientos anos (disculpen que mi ordenador americano no me permite escribir letras correctas o acentos).

    Ademas, he oido que hay mucha discriminacion de extranjeros en Australia… sabra Dios por que. De Nueva Zelanda he oido cosas buenas, no nada mas de la naturaleza, pero tambien de lo amigable que es la gente. Pero como otro comentador a escrito, se esta bien alejado del resto del mundo…

    Buena suerte.
    Y que viva el Barca (por R. Marquez, claro).

Leave a Reply